«Al ser de una zona alejada, el costo de vivir en San José sería muy alto»

Nov 28, 2019

Esteban Arroyo Mejías estudia ingeniería agrícola y de biosistemas en la Universidad de Costa Rica (UCR).

Agradece el sostén que le brinda la beca socioeconómica 5, pues además de exonerar la matrícula, le otorga beneficios como alimentación, préstamo de libros, optometría y reubicación geográfica.

Este último porque para su estadía en la UCR se mudó a San Pedro desde el distrito de Agua Buena, en el cantón de Coto Brus.

Cuenta que solamente puede ir dos veces por semestre a visitar a su familia, pues es bastante el dinero y el tiempo que debe de invertir, y muchas veces es necesario dedicarle ese tiempo a la universidad.

“Al inicio, irse de la casa es difícil. Más que todo porque uno está en un lugar que uno no conoce y con muchas responsabilidades nuevas. Pero uno se acostumbra, la universidad es agradable, me mantiene ocupado y también hay muchas opciones de entretenimiento”, relató.

A sus 21, cursa el tercer año de su carrera, la cual espera culminar en la UCR con el grado de licenciatura, optar por un posgrado en el extranjero y eventualmente establecer su propio negocio.

Entre sus pasatiempos se destacan andar en bicicleta, ejercitarse, leer y ver películas. 

Ser UCR 

Para Esteban, estar en una institución como esta significa la oportunidad de estudiar lo que le gusta, con una educación de alta calidad que potencia sus habilidades y que desarrolla los conocimientos que necesitará para realizar sus planes.

Sin embargo, según cuenta, lo que más le gusta es sentir un respaldo integral «Me encanta el apoyo que la institución me brinda, tanto académicamente como social y económicamente», expresó. 

La beca le abrió oportunidades

El oriundo de Coto Brus dice costearse solamente gracias a la ayuda de la beca y a un pequeño empujón que le dan sus padres, por lo que no ha requerido trabajar extra para conseguir dinero.

Sin embargo, sí dice haber adaptado su estilo de vida a la beca.

«Destino un presupuesto para las cosas importantes como alimentación, libros, útiles para los cursos y a veces esparcimiento», explicó.

«Siendo muy organizado, la beca y la ayuda de mis padres me permite obtener lo que necesito para estudiar y ahorrar un poco para las vacaciones», añadió el estudiante de ingeniería agrícola y biosistemas.

No obstante, Esteban es consciente de qué hubiera sucedido si no obtenía el auspicio.

«Probablemente mis padres me animado estudiar donde yo quisiera, pero como soy de una zona alejada, el costo de vivir en San José sería muy alto, tomando en cuenta la residencia, comida, matrícula y transporte.»

Tendría que trabajar para que mis padres no tengan que costearme todo, cubrir lo que ahora cubre la beca», explicó.

Esteban Arroyo estudia Ingeniería Agrícola en la Universidad de Costa Rica.

Foto: Rodrigo Madrigal.

Rodrigo Madrigal Rojas

rodrigo.madrigalrojas@ucr.ac.cr

Traducir
Ir al contenido