Adaptarse a las clases virtuales tras Covid-19

Brandon Guzmán y una realidad estudiantil

Brandon Guzmán Suárez tiene 20 años y es estudiante de Turismo Ecológico. Asiste al Recinto de la Universidad de Costa Rica en Tacares y en semestres anteriores habitó en las residencias estudiantiles.

Sin embargo, en el primer ciclo del 2020 recibe las clases desde Roxana, Pococí, donde habita con su familia.

Como gran parte del estudiantado universitario, Brandon recibe las clases a través de videoconferencias en la plataforma de Zoom y entrega sus trabajos en el campus virtual de la UCR.

Confiesa que le costó adaptarse a la metodología virtual, pues dice que extraña las clases presenciales; pero a pesar de ello dice haberse organizado bien gracias a un planificador que confeccionó, en el cual marca las fechas de entrega de sus asignaciones.

El estudiante de Turismo Ecológico matriculó cuatro cursos este ciclo, equivalentes a 14 créditos(Cada crédito equivale a tres horas de trabajo semanales) y que pese a la extensión del plazo de renuncia a cursos que la Universidad otorgó, decidió mantenerlas todas.

Agradece que su familia no haya tenido mayores repercusiones por la pandemia.

«Gracias a Dios mi familia no ha sido afectada de gran manera por los efectos sociales o económicos del covid-19. Además, este tiempo ha sido de utilidad para la reflexión y el acercamiento familiar», explicó.

Su historia

El pococeño dice siempre haber estado interesado en un nuevo idioma y que su interés por la biología lo llevaron a escoger una carrera que combinara ambos como Turismo Ecológico.

Cuenta que cuando se gradúe le gustaría laborar en este campo, pero que también le encantaría estudiar otra carrera como enseñanza del inglés.

Al entrar a la Universidad de Costa Rica comprendió que tenía en sus manos una oportunidad muy valiosa para salir adelante y crecer personalmente.

«Es motivante saber que uno está estudiando en una de las mejores universidades de Centroamérica, además de la calidad de los profesores y las instalaciones», expresó.

Recibió la beca socioeconómica 5, la cual lo exonera del 100% de la matrícula y le brinda un estipendio económico para gastos de carrera, también le otorga beneficios de los que Brandon ya ha hecho uso, como residencias estudiantiles, alimentación, descuentos en el gimnasio y servicios de optometría y odontología.

El futuro profesional dice que al inicio fue complicado acostumbrarse a tener que costearse sus propias cosas. No obstante, con el tiempo se ha adaptado a ese estilo de vida.

Finalmente, Brandon agradece la ayuda de la Oficina de Becas y Atención Socioeconómica, pues asegura que de no haber recibido la beca quizás no hubiera podido tener la oportunidad que hoy disfruta.

Brandon Guzmán Suárez, estudiante de Turismo Ecológico.
Foto cortesía de su perfil de Facebook.

Rodrigo Madrigal Rojas

rodrigo.madrigalrojas@ucr.ac.cr

Traducir
Ir al contenido