“La beca es la que me permite ir a la U”

Mar 24, 2020

Valeria Caravaca Rodríguez es una estudiante de 20 años, es josefina, vecina de Vásquez de Coronado. Gracias a la beca, puede estudiar la carrera de Orientación y Educación Preescolar en la Universidad de Costa Rica.

Se considera una persona muy alegre, que le gusta mucho motivar a las personas y afirma que siempre ha tenido la capacidad de escuchar y que estudiar estas carreras le permite potenciar esas cualidades.

“Mi motivación siempre ha sido salir adelante, no importa la situación. Ninguna circunstancia es para siempre”, comenta la futura profesional.

Además, se siente satisfecha porque goza del apoyo de sus hermanas y amistades.

Entre sus pasatiempos, Valeria dice ser amante del maquillaje, pues la distrae cuando las cosas se ponen cuesta arriba.

Asimismo, aprecia que la universidad potencia su desarrollo profesional y como persona.

“Me gusta mucho los beneficios que brinda la UCR, como sus zonas verdes, su oficina de salud, bibliotecas. La gente que he conocido y la calidad de profesionales, como sus profesoras, tienen mi admiración”, añadió.

Dentro de sus planes a mediano plazo, Valeria desea concluir la carrera de Orientación, posteriormente buscar trabajo en el área, pero sin dejar Educación Preescolar, ya que, considera que es de suma importancia el abordaje en ambas carreras desde la etapa inicial.

 

Beneficios de la beca

La estudiante ha utilizado los servicios de optometría, transporte, préstamo de libros y odontología que le brinda la Oficina de Becas y Atención Socioeconómica (OBAS).

“La beca es la que me permite ir a la U y poder costear el estudio y los materiales que solicitan en la carrera como libros, copias, carteles, informes impresos que son muy importantes en mi área de estudio”, detalla.

El beneficio más grande que le otorga la beca, es el privilegio de estudiar en la UCR, ya que, dice sentirse agradecida de estudiar en la mejor universidad del país y reconoce el excelente servicio que se le da al estudiantado.

Al ser la beca depositada en su cuenta, ella cree que de esta manera tiene la responsabilidad de manejar su dinero con cuidado. Es el único ingreso que tiene al mes, por lo tanto, siempre está pendiente de hacer un presupuesto que le permita cubrir los gastos de transporte, materiales, práctica profesional y otros.

“Si no me hubieran dado la beca, estoy muy segura de que no hubiera podido estudiar, porque mi familia no puede costear algo así. Mi mamá no trabaja, mis hermanas aportan con algo significativo para la casa, pero no alcanzaría para pagar estudios”, expresa.

“Mi papá cuando murió dejó un ambiente muy tenso entre todas y la plata siempre ha sido algo que crea problemas en mi familia, así que seguro hubiera buscado trabajo para el futuro, pues quién sabe si hubiera podido pagarme los estudios”, concluye la agradecida universitaria.

Valeria Caravaca Rodríguez de la carrera de Orientación y Educación Preescolar en la Universidad de Costa Rica.

Foto cortesía para la OBAS.

Rodrigo Madrigal Rojas

rodrigo.madrigalrojas@ucr.ac.cr

Traducir
Ir al contenido