Llevar de la mano la maternidad y el estudio: el reto de Melodie Chaves

Ser madre soltera y mudarse de Limón a Liberia son parte de los desafíos que la vida le ha traído a Melodie Chaves Acosta, pero la dedicación y el deseo de superarse la han guiado en la procura de cumplir sus sueños.

En su último año de secundaria, su mamá se fue a trabajar en un hotel a Liberia, lo que abrió el camino para que Melodie se trasladara, un año después, a iniciar su carrera de educación primaria del inglés en la sede de la UCR en la ciudad blanca, la cual dice agradarle bastante.

«La decisión de venirnos para Liberia fue muy dura, mucho más para mi que no conocía a nadie, pero ahora veo que fue lo mejor que me pudo haber pasado», cuenta Melodie.

Tiene beca socioeconómica 5, la cual utiliza beneficios como odontología, oftalmología y préstamo de libros, además de la exoneración de la matrícula.

Melodie agradece el apoyo que la Universidad le da, pues también debe velar por su hijo, quien ya tiene cuatro años de edad.

«La beca me ha ayudado mucho. Si no tuviera beca yo en estos momentos no estaría en la u», expresa.

A cinco años de carrera universitaria, Melodie está cerca de culminar la carrera de educación primaria de inglés y ya cursa una segunda, turismo, con las cuales espera emprender un negocio en el futuro.

Además dice que disfruta estudiar en la UCR pues la ha cambiado por completo.

«Se hacen amistades de todas partes del país que se vienen a vivir aquí, la UCR me ha cambiado por completo, me ha llenado de alegría, de sueños muy grandes, me ha madurado mucho», explicó la oriunda de la provincia limonense.

El reto de ser madre

Cuando Melodie ingresó a la universidad, su hijo tenía tres meses de nacido y ya está cerca de cumplir cinco años.

Esto representó para ella un desafío, al tener que combinar las tareas que le requerían el estudio y la maternidad.

«Tengo que organizarme muy bien, ya que los horarios de la U son muy variados, a veces estoy todo el día en la U y veo a mi hijo hasta en la noche, en ocasiones tengo que faltar por actividades del kinder y así sucesivamente, pero es lo que tengo que hacer», relató.

Sin embargo, la cuesta se empinó aún más cuando en los primeros años de carrera, a su hijo le diagnosticaron hidronefrosis izquierda, por lo que fue operado y le removieron uno de sus riñones.

«Fue una pesadilla y tuve que dejar de ir como 2 meses a la U, y me quedé en varios cursos. Por dicha él ya está mucho mejor», contó la estudiante.

Se reconoce a sí misma como una persona responsable y honesta, por lo que finaliza diciendo que trabajará arduamente para cumplir sus metas.

«Ser madre y estudiante a la vez implica muchos sacrificios, en ocasiones uno no tiene tiempo para compartir con la familia, porque tengo que estudiar, reunirme para hacer trabajos, además de realizar los quehaceres del hogar, pero es un sacrificio por el que en algún momento tendré mi recompensa», concluyó.

Foto cortesía de su perfil de Facebook.

Rodrigo Madrigal Rojas

rodrigo.madrigalrojas@ucr.ac.cr

Traducir
Ir al contenido